Colima: fuego, mar y tierra

Comparte:

Bañado por las aguas del Pacífico y escoltado por la Sierra Madre Occidental, Colima es un estado que, a pesar de ser más pequeño que Aguascalientes, tiene una diversidad geográfica y cultural impresionantes. Libre de la saturación que hay en otros destinos turísticos, resulta ser el lugar más indicado para alejarse de todo y pasarla muy bien.

Volcanes

Ésta debe ser la primera parada. El volcán de Fuego de Colima es una atracción natural que asombra y aterra al mismo tiempo, con sus laderas labradas por la lava y coronadas por el cráter que esconde al gigante durmiente.

La opción ideal para hospedarse muy cerca del volcán es Hacienda de San Antonio, un hotel acogedor con vista directa a la sierra. Entre las actividades que pueden realizarse aquí están las visitas guiadas a la caldera La María y la práctica de deportes extremos.

Comala

Comala es el lugar que sirvió de inspiración a Juan Rulfo para escribir su reconocida novela Pedro Páramo. Sus calles empedradas, portales blancos y su vista adornada por las montañas lo hacen un paraíso típico mexicano.

Este pueblo mágico, enclavado a medio camino de la capital y los volcanes, es perfecto para tomar un trago y comer delicioso. Don Comalón, restaurante bar, es el sitio perfecto para probar la comida tradicional colimense; sus sopitos y tostadas acompañadas de una cerveza y música en vivo llenan algo más que el estómago.

Pero si se tiene antojo de algo más gourmet, Piccolo Suizo ofrece platillos en los cuales se funde la cocina suiza con la tradición culinaria de México. Es propiedad del chef Daniel Joho, quien fue maestro de Aquiles Chávez, el famoso chef mexicano.

Hotel Casa Alvarada cuenta con todos los servicios necesarios, además de un toque hogareño, para tener una estancia de lo más placentera y tranquila en este sitio.

La capital

Colima es una de las ciudades más bellas del Pacífico. Sus plazas, templos y jardines tienen aún el aroma colonial que se combina con la modernidad.

Para hospedarse, una de las mejores opciones es Hotel Ceballos, ubicado en el corazón de la ciudad. Su restaurante, en el cual se respira el aroma a café y limón, típico del estado, tiene platillos tradicionales del país y la región.

Por la noche, hay que ir a visitar la Cervecería Colima, que ofrece su baraja de bebidas artesanales en un ambiente relajado con música rock y electrónica en vivo. Sus cuatro variedades de cerveza son perfectas para acompañar distintos platillos.

Manzanillo

Manzanillo es el cierre perfecto para el viaje: tomar el sol, tirarse en una hamaca y sentir la brisa de la costa colimense.

El hotel Las Hadas se ubica justo entre las bahías de Manzanillo y Santiago; cuenta con campo de golf. Por su parte, el hotel Barceló mantiene abiertas sus puertas en la pequeña península que divide a Manzanillo en dos; tiene una ubicación ideal para disfrutar del puerto y de las doradas arenas de la playa.

La entrada Colima: fuego, mar y tierra aparece primero en Revista Líder Empresarial.

Comentarios en Facebook

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Artículos Relacionados