¿Cómo Hacen las Aerolíneas para Determinar sus Precios?

Comparte:

Agendar un viaje en avión puede ser un reto. Para conseguir un buen precio, se debe monitorear la actividad de las aerolíneas con semanas y hasta meses de anticipación. Inclusive, existen muchas tácticas para que el boleto no cueste una cantidad de dinero exorbitante.

¿Pero cómo es que las aerolíneas determinan el precio de un vuelo y por qué cambia tanto de un día para otro? Lo primero que se debe saber es que para las compañías aéreas existen dos tipos de viajero, más allá de la clase en el que este desee viajar: business (de trabajo) y tourist (de placer).

Resulta muy importante saber cómo actúa cada uno de estos pasajeros. En primer lugar, un turista planea su viaje con anticipación para poder planear en su trabajo, aprovechar las vacaciones de sus estudios o para empatarlo con fechas importantes como bodas y demás compromisos sociales.

En cambio, el viajero de negocios sabe que volará con solo semanas y a veces días de anticipación y vuela por trabajo, así que no tiene necesidad de tomar vacaciones, ya que el vuelo mismo forma parte de sus actividades. Además, este tipo de pasajero no costea el vuelo, sino que la empresa se hace cargo del costo del mismo.

Entonces, teniendo en consideración estos comportamientos, las aerolíneas realizan los siguientes ajustes en las tarifas para ofrecer precios competitivos:

Día de la semana en que se viaja

Normalmente, un pasajero de negocios busca trabajar de lunes a viernes y pasar el fin de semana en casa, con su familia. Es por eso que un business pax (clave técnica en la aviación para denominar a los pasajeros) agenda sus vuelos partiendo en lunes y regresando en jueves o viernes.

En cambio, el tourist pax desea pasar los fines de semana fuera de casa para aprovechar las actividades del lugar que visita. Es por esa razón que los vuelos en martes y miércoles son los más baratos, que son los días preferidos por los viajeros de placer.

Vuelos sencillos vs vuelos redondos

Muchas veces, comprar un vuelo sencillo resulta mucho más caro que comprar uno redondo. Esto sucede porque las aerolíneas manejan un concepto denominado Minimum Stay Requirement (Requerimiento Mínimo de Estancia) con el que se protegen de que el usuario no vuelva a utilizar sus servicios.

Al tener un vuelo con menos requerimientos, la tarifa crecerá. Es por eso que el viajero de negocios que sale sin tener un día exacto para su regreso, se le cobra a veces hasta el doble de la tarifa que a un turista que sabe que viajará de la Ciudad de México a Londres durante tres semanas, por ejemplo.

Oferta y demanda

Aparte del tipo de pax que viaje con determinado comportamiento, las aerolíneas toman otras consideraciones para fijar tarifas.

Las primeras son las reglas básicas de la oferta y la demanda. Entre más aerolíneas cubran una misma ruta, por ejemplo, entre Aguascalientes y la Ciudad de México, el precio deberá ser más bajo para que puedan competir todas de manera equitativa.

En cambio, en las rutas menos transitadas (que normalmente son las que parten de o llegan a aeropuertos pequeños) el precio aumenta. Ese es el caso de la ruta de Aguascalientes a Houston, en la que solamente United Airlines cubre ese vuelo y, por lo tanto, determina precios altos.

Códigos de tarifa

Las aerolíneas determinan cierto porcentaje de asientos a tarifas determinadas, las cuales nombran con una letra del abecedario. Por ejemplo la tarifa básica ‘B’, que es la más barata, puede tener 10 asientos en un vuelo para 100 personas.

Este es el primer precio que se ofrece y al agotarse la tarifa, se ofrece el siguiente código ‘N’, cuyo precio es mayor y así, sucesivamente. Es por eso que se recomienda comprar los vuelos con anticipación, para encontrar las tarifas más cercanas a la ‘B’, obteniendo precios más competitivos.

Aunque también, existe algo denominado Advance Purchase Requirements (Requerimientos de Compra Anticipada), aplicada mayormente a vuelos transatlánticos en las que, a pesar de no haber ocupado las tarifas más baratas, el precio aumenta cada semana.

Es así como la determinación de los precios de un vuelo resulta toda una ciencia en la que la matemática, la economía, la sociología y hasta la psicología del usuario determinan cuánto se terminará pagando por un asiento y es por eso que, la próxima vez que reserves un viaje, debes tomar en cuenta todos estos factores para no vaciar el cochinito únicamente con la transportación.

La entrada ¿Cómo Hacen las Aerolíneas para Determinar sus Precios? aparece primero en Revista Líder Empresarial.

Comentarios en Facebook

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Artículos Relacionados