Parece algo simple, pero implicaría un gran avance en el almacenaje de energías. Dicen, por ejemplo, que las futuras baterías serían líquidas.

Los avances tecnológicos son cada vez más. Algunos resultan pequeños en tamaño, pero acarrean un montón de hechos que terminan por facilitarnos la vida. La ciencia, plasmada en las nuevas tecnologías, resulta tan útil como fascinante.

Así es como en Suecia han creado un líquido con la capacidad de almacenar energía solar y mantenerla por 18 años. Ellos viven en el futuro. 

CNN

Y es que el futuro parece estar aquí. Científicos de la  Universidad Tecnológica Chalmers, en Suecia, crearon un líquido de especiales propiedades químicas, capaz de almacenar energía solar durante 18 años y de manera muy eficiente.

Le denominaron como el Sistema Solar Térmico Molecular.

La eficiencia respecto del tamaño de una batería, por ejemplo, sería muchísimo mayor. Para almacenar grandes cantidades de energía sólo se necesitarían algunas gotas, en desmedro de las gigantes baterías de la actualidad.

Imagen referencial – Pixabay

«La técnica representa que podemos almacenar la energía solar en enlaces químicos y liberar la energía en forma de calor siempre que la necesitemos.

La combinación del almacenamiento de energía química con paneles solares de calentamiento de agua permite una conversión de más del 80% de la luz solar entrante.

Pero nosotros vimos una oportunidad para desarrollar moléculas que hacen que el proceso sea mucho más eficiente.

Al mismo tiempo, estamos demostrando el funcionamiento de un sistema robusto que puede soportar más de 140 ciclos de almacenamiento y liberación de energía con una degradación insignificante».

Indicó a CNN el profesor Kasper Moth-Poulsen.

Según indica el medio de noticias CNN, los trabajos del proyecto comenzaron en 2017, concluyendo casi en 2020 pensando en el perfeccionamiento del sistema.

Pero ojo, porque no sería tan simple, sería el inicio del futuro.

Durante 2018 un equipo de investigadores demostró que la energía solar podía transformarse directamente a energía almacenada en un medio líquido.

Imagen referencial – Pixabay

Este podría ser el final de las baterías, por ejemplo. Aumentaría la eficiencia en cuanto a espacio físico, rendimiento como tal y un sinfín de beneficios. Ojo, no llegarían en un futuro tan lejano. 

¿Tú, qué crees?

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí