La imperante necesidad de cambiar hábitos

Comparte:

La Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco (ENCODAT) 2016-2017, elaborada por el Consejo Nacional contra las Adicciones, arrojó resultados alarmantes para Aguascalientes, pues el estado sobresale prácticamente en todos los rubros relacionados con el consumo de alcohol.

Por ejemplo, el 76 por ciento de los encuestados en la tierra hidrocálida declararon que alguna vez en su vida habían bebido alcohol, lo cual ubica a la entidad como una de las cinco donde se presentaron los mayores porcentajes en este aspecto en comparación con el resultado nacional (71.7 por ciento).

En cuanto a la ingesta de bebidas alcohólicas en el último año, Aguascalientes se colocó en el segundo lugar con 58.8 por ciento; y en torno al consumo en el último mes, se posicionó en tercer lugar con 43.7 por ciento.

Estados con los resultados más altos en consumo de alcohol

Consumo de alcohol Prevalencia por estado Prevalencia nacional
Alguna vez en la vida 1. Jalisco,80%

2. Colima,78.5%

3. Nayarit,77.6%

4. Ciudad de México, 76.6%

5. Aguascalientes, 76%

71.7%
En el último año 1. Jalisco, 63.7%

2. Aguascalientes, 58.8%

3. Colima, 57.3%

4. Nayarit, 57.2%

5. Ciudad de México, 53.4%

49.1%
En el último mes 1. Jalisco, 51%

2. Nuevo León, 44.6%

3. Aguascalientes, 43.7%

4. Colima, 43.4%

5. Quintana Roo, 42.3%

35.9%
Excesivo en el último mes 1. Nuevo León, 30.3%

2. Jalisco, 27.7%

3. Coahuila, 27.5%

4. Aguascalientes, 26.3%

5. Baja California Sur, 25.8%

19.8%.
Consuetudinario 1. Nuevo León, 16.9%

2. Coahuila, 14.6%

3. Jalisco, 13%

4. Chihuahua/Durango 12%, respectivamente

5. Quintana Roo, 11.9%

6. Aguascalientes, 11.3%

8.5%

Fuente: Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco 2016-2017

Entre los hombres se reporta una prevalencia en el consumo de alcohol de 29.9 por ciento a nivel nacional, con una ingesta mayor en Nuevo León (44.8 por ciento), Coahuila (40.3 por ciento), Aguascalientes (39.4 por ciento), Jalisco (39.2 por ciento) y Durango (37.8 por ciento). Y entre las mujeres del país, la prevalencia es de 10.3 por ciento; los estados que rebasan ese porcentaje son Jalisco (16.8 por ciento), Nuevo León (16.2 por ciento), Quintana Roo (15.6 por ciento), Baja California Sur (15.3 por ciento), Coahuila y Sonora (15.1 por ciento, respectivamente), y Aguascalientes (14.2 por ciento).

La tasa nacional de consumo per cápita de bebidas alcohólicas entre la población de 15 a 65 años es de 4.884 litros. Aguascalientes es la entidad que registra el mayor consumo con 8 litros per cápita; le siguen Jalisco con 7.9 litros y Nuevo León con 7.4 litros.

La venta de alcohol

Y es que las cifras de consumo se corresponden con el alto número de negocios dedicados al rubro de las bebidas alcohólicas: en Aguascalientes hay 8,870 establecimientos formales de venta y consumo de alcohol (DENUE, INEGI, 2018), lo cual equivale a seis puntos de venta por cada colegio o escuela (en el estado hay 1,473 planteles educativos), a 137 espacios de venta por cada biblioteca (hay 32) y a 19 lugares de venta por cada espacio deportivo (hay 486 en la entidad).

De los establecimientos formales de venta y consumo de bebidas alcohólicas, 6,083 están ubicados en el municipio capital.

Además, hay 1,267 bares y antros en el estado, así como 220 tiendas de conveniencia donde se vende alcohol.

¿Qué negocios queremos en Aguascalientes?

El secretario técnico de la Agenda 2030 de Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible en Aguascalientes, Eugenio Herrera Nuño, considera que si no se ejerce un control en la apertura de negocios dedicados a la venta de alcohol, el número actual de establecimientos estaría duplicándose en los siguientes doce años, lo cual contribuiría, inevitablemente, en que la tierra hidrocálida continuara entre los primeros lugares en el consumo de bebidas embriagantes, con los problemas y riesgos que esto implica.

Por tanto, el escenario futuro ideal requeriría reducir a la mitad el número de puntos de venta e ingesta de alcohol, además de fomentar la apertura de establecimientos de otros giros enfocados en las necesidades de la población y que incidan en la importancia de modificar los hábitos de consumo.

A manera de ejemplo, el especialista señala que así como se tiene un rápido y fácil acceso a las bebidas alcohólicas, no ocurre lo mismo con los lugares dedicados a la venta de frutas y verduras, de los cuales el estado necesita alrededor de 2,000 de acuerdo a lo señalado en la NOM 043 relacionada con los Servicios Básicos de Salud y la Promoción y Educación para la Salud en Materia Alimentaria.

Por otro lado, refiere que en Aguascalientes existe la necesidad de impulsar el llamado “clúster natural”, que no es otra cosa que instalar giros comerciales y de servicios que se ubiquen a no más de 20 minutos a pie del domicilio de las personas.

Añade que lo ideal sería que los hidrocálidos erogaran el 80 por ciento de sus ingresos en este tipo de negocios, pero en realidad solo gastan el 20 por ciento. “Mucho del recurso que debería ser gastado en o recibido por el clúster natural se está perdiendo y ese ingreso nos está haciendo falta para las familias”, expresa.

Agrega también que se requieren aproximadamente 50,000 talleres de oficios, es decir, se necesitan personas que brinden servicios especializados en las áreas de carpintería, electricidad, fontanería, reparaciones varias, por mencionar algunos, los cuales son giros muy necesarios en las comunidades y colonias, pues permiten tejer redes sociales importantes.

La entrada La imperante necesidad de cambiar hábitos aparece primero en Revista Líder Empresarial.

Comentarios en Facebook

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Artículos Relacionados

Círculo Colectivo - Las netas sobre el Coaching, ten cuidado con los engaños