Por qué tener un perro en la oficina puede ser beneficioso para tus empleados

Comparte:

Cada vez es más frecuente que compañías y organizaciones se sumen a la tendencia de permitir el ingreso de mascotas a sus lugares de trabajo, sabedores de que algunas personas las consideran integrantes de su familia. Incluso, en algunos países se han declarado días especiales de “Lleva tu perro al trabajo”. Empresas como Google, Amazon, Mars, Facebook, Ben & Jerry’s, Procter & Gamble, son reconocidas como pet friendly.

Y es que en la actualidad, las empresas se han percatado que ser ‘pet friendly’ puede representarles una ventaja competitiva. Por poner un ejemplo,, la sucursal de Nestle Purina en Gatwick, Inglaterra, fue la primera oficina de la compañía en permitir la convivencia de perros y empleados en sus instalaciones con la implementación del programa “Pets at Work”.

Naturalmente, la entrada de los animales al lugar de trabajo no es automática; atraviesan una fase de introducción que consta de evaluaciones de comportamiento, exámenes médicos y periodos de prueba en la oficina.

Richard Watson, director regional de la compañía, explicó las razones por las que decidieron implementar el programa: “Aumenta la moral de los empleados, fomenta la actividad física y nos ayuda a crear un entorno estimulante donde nuestra gente está contenta, se divierte y puede rendir al máximo. Tener mascotas en la oficina es inspirador”.

A través de una encuesta, sus colaboradores enumeraron los diversos beneficios del Programa “Pet at Work” , entre las que destacan:

  1. Colaboradores más sanos y felices
  2. Incrementa la socialización y fomenta la actividad física
  3. Disminuye las probabilidades de que los colaboradores sufran depresión.

Mars es otra de las empresas que ha abrazado la cultura pet friendly sin miramientos y con firmeza. Según palabras de Jam Stewart, vicepresidente de Asuntos Corporativos, han visto cómo permitir mascotas en el espacio laboral contribuye a eliminar barreras entre los colaboradores y propicia un ambiente más amistoso.

Mars apunta que ante un mercado laboral cada vez más competitivo, los reclutadores están dirigiendo sus esfuerzos en mejorar las prestaciones de sus colaboradores para retenerlos y evitar la rotación de personal. Una de las acciones que están llevando a cabo es permitir la entrada de mascotas a las oficinas, pues de acuerdo con los resultados de la encuesta, el 87% de los reclutadores afirmó que ser pet friendly los ha ayudado a retener y atraer talento.

En 2012, un estudio de la Virginia Commonwealth University, descubrió que tener un perro en la oficina podría reducir los niveles de estrés de los colaboradores. A través de de pruebas de saliva, los investigadores encontraron que los empleados que estuvieron acompañados de sus perros mostraron niveles menores de cortisol (la hormona del estrés) que aquellos que no llevaron a sus compañeros de cuatro patas.

“Tu nivel de cortisol no solo disminuye cuando acaricias a un perro, sino también produces más oxitocina, que te ayuda a sentirte más relajado y feliz”, manifestó Marie-José Enders, investigadora en Open University., en un artículo para Business Insider. Para ella, no hay ninguna duda que tener un perro en la oficina es algo positivo para la atmósfera laboral. “Si tu jefe te está haciendo pasar un mal rato, un perro puede hacer que sea más fácil poner ciertas cosas en perspectiva. Puedes sacarlo a pasear y clarificar tu mente”.

En el mismo estudio de la Universidad de Virginia, los investigadores solicitaron a los colaboradores que no llevaron a sus mascotas, sacar a pasear a alguno de los perros de sus compañeros Los especialistas observaron intercambios breves y positivos entre los colaboradores cuando los perros fueron llevados a dar una caminata. También reseñaron que el paseo representó una descanso laboral para los trabajadores que, a su vez, involucró ejercicio físico.

Otro estudio hecho por Central Michigan University encontró que la inclusión de perros en un ambiente laboral puede incrementar la cohesión del grupo e impulsar la confianza entre los colaboradores.

Stephen Colarelli, psicólogo en la institución educativa, afirmó en el diario The Guardian que los perros ayudan a disminuir el estrés, el ritmo cardiaco y la presión arterial, y además ayudan a las personas que trabajan individualmente sentirse menos solas. Por otra parte, apuntó el especialista, las personas son percibidas más amigables y accesibles si hay un perro en la oficina. Además, es bastante probable que aumente la cooperación y otras actitudes positivas entre los miembros del grupo, aseveró.

La entrada Por qué tener un perro en la oficina puede ser beneficioso para tus empleados aparece primero en Revista Líder Empresarial.

Comentarios en Facebook

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Artículos Relacionados