La mujer estaba en el auto con un hombre que tenía historial de violencia. Los empleados llamaron al 911 de inmediato.

Una mujer se acercó al mostrador de un McDonalds en Lodi, California, Estados Unidos y los empleados esperaban que pidiera una Big Mac o un helado, como cada cliente suele hacerlo. Sin embargo esta pedía algo muy distinto: ayuda. 

Según declaró la Oficina del Sheriff del Condado de San Joaquín en su cuenta de Facebook, la mujer le pidió a uno de los empleados que llamara al 911, les dio su numero de placa y pidió que la ayudaran a ocultarse.

Facebook Golden State McDonald’s

Una investigación policial más tarde revelaría que ella viajaba junto a un hombre con historial de abusos, incluso sobre ella. Ese día la había amenazado con un arma de fuego y le exigió que lo llevara a ver a su familia, según consignó CNN.

Después de usar el baño, la mujer intentó acercarse nuevamente al mostrador para hacer un pedido. Pero el hombre con el que viajaba la detuvo y le exigió que usara el servicio de automóvil, informó la policía local. 

Unsplash

Incluso en este servicio, la mujer continuó dando mensajes angustiados a los empleados, diciendo «ayúdame» a través de la ventana. La policía llegó y los empleados rápidamente les señalaron a la mujer en su automóvil con el hombre en el asiento del pasajero.

La policía encontró un arma de fuego robada en la cajuela del vehículo y arrestó al hombre.

Facebook Golden State McDonald’s

Ahora enfrenta cuatro cargos de delito grave, que incluyen amenazas criminales, propiedad robada y posesión de un arma de fuego.

A pesar de la angustiante situación que debió vivir, la mujer pidió ayuda en el lugar correcto.  El Golden State Restaurant Group, que posee la ubicación de este McDonald’s, ha certificado a cada uno de sus restaurantes como un «lugar seguro», bajo un programa especial.

Safe Place es un plan nacional de prevención y juventud para «jóvenes que necesitan ayuda y seguridad inmediatas», dice el sitio web del grupo de restaurantes.

Facebook Golden State McDonald’s

El programa crea una red de ubicaciones, que incluyen escuelas, estaciones de bomberos, bibliotecas y negocios, que muestran signos distintivos de lugares seguros en amarillo y negro. Los jóvenes pueden ir a lugares con estos letreros en medio de una situación difícil para encontrar un lugar seguro donde alojarse y conectarse con una agencia de servicios juveniles o refugio, dice el sitio web del programa.

 

Unsplash

¡Afortunadamente McDonald’s salvó -nuevamente- el día!

 

 

 

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí